Juicio político y censura de exministra Verónica Espinosa

QUITO, Pichincha

La Comisión de Fiscalización aprobó por unanimidad el juicio político en contra de la exministra de Salud Verónica Espinosa, y recomienda su censura por ser responsable de la gestión, regulación y control del sistema nacional de salud y sobre un mal manejo de los kits de pruebas rápidas para la detección del VIH-Sida.

Luego de ocho horas de sesión, que incluyó cuatro recesos, los trece asambleístas miembros de la Comisión de Fiscalización votaron la noche de ayer miércoles por la moción planteada por el legislador Luis Pachala (CREO), de que se apruebe el informe sobre el expediente que abrió la comisión y que se recomiende al pleno la censura de la exfuncionaria.

Durante todo el día había expectativa sobre la decisión de los asambleístas de Alianza PAIS, quienes inicialmente señalaban que Espinosa se defendió bien de las acusaciones planteadas por su interpelante, Mae Montaño (antes del bloque de CREO).

La tendencia era evitar que la exministra sea sancionada. Incluso en la mañana, la presidenta de la Comisión de Fiscalización, Johanna Cedeño (AP), reveló que dos asambleístas se habían declarado enfermos: Ángel Gende (BIN) y Karina Arteaga (AP). En la tarde apareció en la comisión Gende, en tanto que Arteaga envió a su suplente.

Por el juicio y censura de Espinosa votaron Michell Doumet, Johanna Cedeño, Fausto Terán, Alberto Arias, Pinuccia Colamarco y José Montesdeoca, de AP; Carmen Rivadeneira (RC), Ramón Terán (PSC); Ángel Gende y Jimmy Candell (BIN); Luis Pachala y Silvia Vera (CREO), y Elíseo Azuero (BADI).

Tras el proceso, los asambleístas consideraron que la exministra es responsable de la gestión, regulación y control del sistema nacional de salud, incluida la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa).

Sobre el mal manejo de los kits de pruebas rápidas para la detección del VIH, se demuestra además que hubo un impacto negativo en la sociedad ecuatoriana, por cuanto los informes no concluyentes y contradictorios emitidos por la Arcsa crearon un estado de alarma y de afectación en la sociedad, dándose un manejo inadecuado de esta problemática. (I)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario