Periodismo y docencia de luto: falleció Hugo Delgado Cepeda

GUAYAQUIL, Guayas

El periodismo y la docencia nacional están de Luto. El doctor Honoris Causa, Hugo Delgado Cepeda, dejó de existir hoy a los 98 años de edad.

Sus restos mortales serán velados desde las 18:00 de hoy domingo, en la Sala Exclusiva # 1 de la Junta de Beneficencia. El sepelio será mañana lunes a las 17:00.

Delgado Cepeda, un hombre que entregó su vida a la formación de jóvenes, en principios y valores, en los cambiantes procesos educativos en colegios y en la academia.

Dedicó esfuerzos a crear instituciones como la Asociación Ecuatoriana de Radiodifusión o la Escuela de Periodismo que devino en lo que hoy es la Facultad de Comunicación Social de la Universidad de Guayaquil.

Su vida

Nació en Guayaquil el 4 de julio de 1921. Hijo del Capitán de Infantería de Milicias del Ejército Alfarista, don Simón Delgado Gutiérrez, nacido en Montecristi, Manabí, y de la distinguida dama guayaquileña doña Susana Cepeda López.

Se casó con doña Felicidad Granizo Salas (+), con quien tuvo cuatro hijas: Betsy Felicidad, Cassia Olenka, Jessie Nelda y Loira Marisa Delgado Granizo. Son sus nietos: Raúl Roberto y Suzanne Isabella Soria Delgado.

Estudió en el Colegio Nacional “Vicente Rocafuerte” y al terminar su secundaria, escogió la carrera de Lengua Inglesa en la Universidad de Guayaquil.

En 1939, obtuvo el título de Profesor de Segunda Enseñanza en la Asignatura de Inglés. Años después se matriculó en el Conservatorio de Música “Antonio Neumane”.

La docencia su pasión

Dedicó su vida, hasta la jubilación, al Colegio Nacional “Vicente Rocafuerte” de Guayaquil y a la Escuela de Ciencias de la Información, hoy Facultad de Comunicación Social de la Universidad de Guayaquil, FACSO, como docente y directivo, de la que paradójicamente también, fue su Decano interino, en noviembre de 1980.

En la televisión

Fue uno de los iniciadores del Periodismo de Espectáculos Artísticos, tratada como «periodistas faranduleros».

Fue el primer comentarista de la televisión guayaquileña al emitir sus opiniones, entre 1959-1960, en la única televisora de Guayaquil, el Canal 4.

Incursionó en el apasionante campo de la Publicidad, en la década de los 40 hasta los 60, dando cabida a la iniciativa, la imaginación y todo lo que significa “una expresión dinámica”.

Es socio fundador del Colegio de Periodistas del Guayas, la Unión Nacional de Periodistas, Núcleo del Guayas; el Círculo de Periodistas del Guayas, entre otros.

Inició sus pasos como locutor en Radio Cenit, en diciembre de 1941. Después fue libretista y jefe de programas.

Entre 1944 y 1945, por medio de una Beca se entrenó en radio El Mundo y radio Nacional del Estado, en Buenos Aires, Argentina.

Al terminar la Segunda Guerra Mundial, en 1945, ganó el Primer Premio con su libreto “Advenimiento de la Paz”.

Fue redactor de los diarios La Prensa, en 1949, ya extinguido, en el que escribió la columna Tópicos Radiofónicos; El Universo, El Telégrafo, Expreso, las revistas Cine Radial, en 1953, donde mantuvo la sección Mosaicos Radiales; Tele Guía; Estrellas, de 1971 a 1983; las de Radio Ondas del Pacífico, Cristal, Universidad de Guayaquil, Ariel Internacional, Impacto, entre otras. (I)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario