La crisis toca las puertas en Orellana

Ab. Elio Roberto Ortega Icaza.

La Ley Orgánica para la Planificación Integral de la Circunscripción Territorial Especial Amazónica aprobada en mayo del año pasado conocida como Ley Amazónica en su artículo 41 sostiene textualmente: “Derecho al empleo preferente.- Todas las personas naturales y jurídicas, las empresas públicas, privadas, mixtas y comunitarias, con capitales nacionales o extranjeros, que realizan sus actividades en la jurisdicción de la Circunscripción Territorial Especial Amazónica, contratarán a residentes de la misma, no menos del 70%, para ejecución de actividades dentro de la Circunscripción, con excepción de aquellas para las que no exista la mano de obra calificada requerida, en la misma”.

Al respecto miles de pobladores de esta región petrolera y turística del Ecuador se quejan a diario el incumplimiento de esta normativa vigente.

Existe incluso cuestionamiento de que en las instituciones públicas del sector tampoco se cumple ya que las autoridades prefieren contratar a personas de otras ciudades sean de la Costa o Sierra y no profesionales u obreros lugareños o radicados aquí.

Cientos de bachilleres deambulan por las calles con su título bajo el brazo ya que no pueden estudiar por falta de una Universidad Estatal o no pueden trabajar porque carecen de experiencia…

Las empresas petroleras inclusive traen desde Quito, yuca, plátano, papayas, naranjas y otros productos que se dan en la zona y no consumen lo autóctono. Camionetas, traylers y maquinarias de propiedad de pobladores no son contratadas y sus dueños están endeudados y con sus bienes paralizados.

La falta de trabajo y circulante económico, es notable. La gente trata de vender o alquilar sus casas, sus carros y los letreros se ven por doquier como un pulso del bajón económico en la Amazonia ecuatoriana.

Cientos de trabajadores que han sido despedidos por las empresas subsidiarias petroleras han regresado a sus provincias de origen por que salen de vacaciones y cuando van a reintegrarse les dicen que su contrato ha terminado y que espere la llamada de reintegro y los afectados aseguran que nunca son llamados sintiéndose burlados.

El comercio informal gana terreno y la venta de comidas rápidas, salchipapa, maduro asado, etc., son el sostén económico de los hogares pobres de esta urbe Amazónica. 

La provincia de Orellana produce a diario más de 400 000 mil barriles de petróleo y paradójicamente cuenta con el segundo nivel de pobreza en el país y Sucumbíos el primer lugar. 

¿Quién le pone el cascabel al gato?


CELULAR: 0993184839.

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *