El Banco Popular de China aumentará sus estímulos contra el coronavirus

BEIJING, China

El Banco Popular de China ha informado que aumentará sus medidas de apoyo a la economía para hacer frente al impacto del brote de coronavirus.

Pan Gongsheng, el vicegobernador de la entidad ha explicado que “en términos de política monetaria, el siguiente paso es fortalecer las medidas anticíclicas, mantener una liquidez razonable y amplia y proporcionar un entorno monetario y financiero sólido para la economía real. En el contexto de la epidemia y de la presión a la baja sobre la economía, es más importante mantener el crecimiento económico”.

Las restricciones generalizadas en materia de viajes y salud pública están afectando al turismo, los restaurantes y otras áreas del sector servicios, mientras que las fábricas han suspendido sus operaciones.

Fuentes del Gobierno han comentado a la agencia Reuters que los responsables políticos están preparando varias medidas, entre las que se incluye un mayor gasto fiscal y recortes en los tipos de interés, ante las expectativas de que el brote tenga un impacto devastador en el crecimiento del primer trimestre.

Los especialistas creen que el crecimiento podría desacelerarse en 2 puntos porcentuales o más desde el 6% del último trimestre, así como que las perturbaciones en los negocios se extenderán cada vez más a la economía mundial.

No obstante, los expertos creen que la actividad comercial y el consumo podrían repuntar bruscamente si el brote llega pronto a su punto máximo, de manera muy parecida a lo sucedido durante la epidemia del Síndrome Respiratorio Agudo y Grave de 2003.

Pan ha asegurado que China cuenta con suficientes instrumentos de política monetaria para hacer frente a la presión del virus.

El banco central tiene previsto utilizar instrumentos como recortar los niveles mínimos de reservas y la refinanciación para apoyar a los sectores clave.

Además, Pan ha dicho que las recientes inyecciones de liquidez del banco central han ayudado a reducir los tipos de interés del mercado, lo que podría afectar al tipo de préstamo de referencia de China, el LPR por sus siglas en inglés, cuando se fije el próximo 20 de febrero.

El banco central de China ya inyectó 1,7 billones de yuanes (más de 240.000 millones de euros) a través de una serie de operaciones repo inversas con el fin de reforzar la confianza y reducir algunos tipos de interés clave del mercado monetario. Además, el Gobierno tiene previsto recortar los impuestos y las tasas. (I)

Con información de https://noticiasbancarias.com/economia-y-finanzas

Autor entrada: David Jaramillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *