Habilitan ascensores de antigua maternidad



GUAYAQUIL, Guayas

Ayer domingo, técnicos en electromecánica del Municipio de Guayaquil concluyeron el mantenimiento y pusieron en operación los dos ascensores que llevan al segundo piso del área de pensionado en donde están las habitaciones que personal de ingenieros y obreros remodelan, con el fin de que estén listos para convertirse en el área de aislamiento para personas afectadas por coronavirus.

Andrés Burbano, director de Obras Públicas Municipales, informó que 80 obreros continúan con las labores colocando piezas sanitarias, pintando habitaciones y reemplazando pisos.

En torno a la colocación del tumbado, se ha avanzado en un 50% con las planchas de Gypsum que luego serán selladas y pintadas con material antibacterial. El Gypsum es un material anti-inflamable, resistente a la humedad y con excelentes condiciones sanitarias y acústicas.

Desde el sábado anterior se recibieron los equipos de climatización cuya instalación se ha iniciado a la par que se van adecuando las habitaciones que recibirán a los pacientes.

Miembros y equipos del Benemérito Cuerpo de Bomberos realizaron una limpieza total a la cisterna de agua potable en el edificio, dejándola lista para operar, mientras que Interagua procedió a limpiar el sistema de aguas servidas y aguas lluvias al interior del centro hospitalario como en sus alrededores.

Por su parte, la Jefatura de Control de Vectores de la Dirección de Salud e Higiene llevó a cabo la fumigación de las instalaciones; una tarea que se cumplirá de forma permanente y de acuerdo con lo que esté programado.

Mientras la obra avanza, en talleres exteriores se procede también a darle mantenimiento a las ventanas de aluminio y vidrio que luego serán instaladas en cada una de las habitaciones. En una primera fase se habilitarán 22 habitaciones individuales, 22 habitaciones dobles y 2 habitaciones triples con capacidad para 72 camas.

Obreros, arquitectos e ingenieros trabajan en la rehabilitación de la ex maternidad Enrique C. Sotomayor, en las calles Pedro Pablo Gómez y 6 de marzo, que será convertida por iniciativa de la alcaldesa Cynthia Viteri, como un Centro de Aislamiento para alojar a las personas que sean diagnosticadas como positivas para el COVID y aquellas sospechosas que deben ser vigiladas. (I)

Autor entrada: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *