Expertos opinan sobre proyecto de Ley de Extinción de Dominio

QUITO, Pichincha

Sara Salazar, experta en derecho penal y criminología; Andrés Ormaza, docente en el área de derecho penal, recuperación de activos y extinción de dominio; y, Marco Morales, catedrático universitario en materia constitucional, expusieron sus criterios respecto al proyecto de Ley de Extinción de Dominio, que la Comisión de Participación Ciudadana y Control Social analiza, previo a la elaboración del informe para primer debate.

Los juristas coincidieron en la importancia de la Ley como herramienta que golpee el crimen organizado y la recuperación de los erarios.

Raúl Tello, presidente de la Comisión, dijo que el país requiere esta Ley en la lucha contra la corrupción, en la perspectiva de recuperar recursos obtenidos ilícitamente y que pueden servir para el desarrollo del país.

Salazar, consultora internacional en extinción de dominio, sostuvo que la Ley es necesaria para evitar el enriquecimiento ilícito (porque no es posible que se conforme patrimonio y darle una legalidad); la competencia desleal contra empresas legalmente constituidas; evitar que los bienes y ganancias ilícitas sirvan de capital de inversión inestable y alteren la economía nacional; evitar que esos bienes o ganancias sirvan para la continuidad delictiva o la comisión de delitos; y, evitar la corrupción administrativas o todo nivel.

Añadió que la propiedad protegida por las constituciones de los países democráticos son las adquiridas en derecho y legalidad. Aquellos bienes adquiridos fuera del orden no pueden ser protegidos por las normas constitucionales. Además, que así se creen leyes que incrementen las máximas penas, los delincuentes jamás dejarán de delinquir, si tienen poder económico.

Andrés Ormaza, quien fue coordinador de la Ley Modelo de las Naciones Unidas, en Extinción de Dominio, subrayó que la norma es necesaria para el país como el camino a cambios de paradigma, que implica un abordaje desde múltiples aristas y está alineado a las leyes internacionales.

Manifestó que la extinción de dominio no es una sanción, no tiene una camisa ideológica, sino que tiene matiz constitucional, de política criminal. Afirmó que muchos países están viendo la extinción de dominio como fuente de recursos en momentos de crisis, en todos los niveles, y sobre todo, como equilibro en las cargas económicas. (I)

Autor entrada: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *