Moreno eliminará la Secretaría Anticorrupción

QUITO, Pichincha

El presidente Lenin Moreno Garcés, en cadena nacional, realizada anoche, anunció el cierre de la Secretaría Anticorrupción y el envió a la Asamblea Nacional dos reformas legales con el fin de evitar que, durante la emergencia sanitaria, haya irregularidades en el uso de fondos públicos y para endurecer las sanciones. 

Moreno recordó que el pasado martes mantuvo una reunión con los representantes de todas las funciones del Estado y que se trabajó en una reforma a los procedimientos de compras públicas durante la emergencia sanitaria por el covid-19.

“Tratamos, además, el tema de la recuperación de activos frente a una legislación que nos imposibilita hacerlo con la celeridad que el asunto merece”, precisó.

Sobre este último aspecto, el Jefe de Estado exhortó a una pronta aprobación de dos proyectos de ley enviados al Legislativo. El uno, respecto a la extinción de dominio; y el segundo, sobre la creación de jueces penales anticorrupción.

Estas normas fueron enviadas en septiembre y octubre del año pasado y aún esperan su trámite en la Asamblea Nacional.

Por otro lado, reiteró que apoya la propuesta del cambio en las facultades de la Contraloría General hacia un Tribunal de Cuentas.

Adicionalmente, indicó que -tras la reunión con los representantes de los otros poderes del Estado- se estableció que el Procurador General junte todas las iniciativas en esta materia para “facilitar, tanto la condena de los corruptos, como la repatriación del dinero”, dijo.

El Primer Mandatario fue enfático en señalar que la Secretaría Anticorrupción ha hecho un trabajo loable para prevenir casos de corrupción que, precisamente, no se suscitaron gracias a su acción.

Además, la entidad, durante su gestión, coordinó con la Contraloría y la Fiscalía, el acceso a información que resultó trascendental para procesos penales que aún son investigados y para otros que ya llegaron a tener sentencia. 

En el marco del combate a la corrupción, rememoró que, desde el primer día de su gestión, se recuperó la libertad de expresión. Esto permitió que los periodistas ejerzan su trabajo con independencia y sin autocensura.

“Firmé todos los protocolos internacionales para que la prensa, la televisión, la radio y las redes sociales sean verdaderos canales de investigación, de crítica, de legítima protesta, sin la amenaza de un Gobierno perseguidor”, puntualizó. (I)

Autor entrada: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *