Pleno debatió el Código de Protección Integral de Niñez y Adolescencia

QUITO, PICHINCHA

El primer debate del nuevo Código Orgánico de Protección Integral de Niñez y Adolescencia se centró en temas sobre la adopción de niños, el analfabetismo digital, la patria potestad, pago de pensiones alimenticias, el trabajo infantil, la necesidad de políticas estatales que prioricen su desarrollo, el fortalecimiento de una administración de justicia especializada con jueces competentes, entre otros.

Se sugirió que el Código se debata por Libros para generar insumos que permitan mejorar la propuesta presentada por la Comisión Ocasional que tramitó el proyecto. Se reconoció los cambios que se incluyen en el informe, aunque consideraron que se puede mejorar el documento, ampliando el debate a nivel nacional para que varios sectores aporten en la construcción del documento para segundo debate.

Dijeron que es hora de reemplazar el Código que data de 2003. Señalaron que hace falta el fortalecimiento de la administración de justicia especializada, así como de los Concejos Cantonales de Protección de Derechos.

Se afirmó que mientras no se garantice el desarrollo pleno de la niñez no se podrá combatir las amenazas en su contra, tema que debe ser prioridad para el Estado.

Al referirse a la adopción, se indicó que los procesos son largos y engorrosos, de allí la necesidad de determinar plazos específicos para regular este proceso, pues según algunas cifras, y más de 2000 niños están en espera de una familia.

En un trabajo coordinado, el Grupo Parlamentario por la Defensa de los Derechos de Niños, Niñas, Adolescentes y Jóvenes realizará, a partir del 21 de julio, la socialización del contenido del nuevo instrumento legal, donde participen los titulares de derechos, organizaciones de la sociedad civil, la academia y funciones del Estado.

Durante el debate, los legisladores destacaron la inclusión del principio de interculturalidad, más aún cuando niños, niñas y adolescentes de las comunidades son más vulnerables.

Consideraron que debe reforzar el tema de educación, el establecimiento de presupuestos para garantizar los derechos de niños y adolescentes, así como su participación en la toma de decisiones. (I)

Autor entrada: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *