Republicanos incluyen segundo pago directo en su plan de estímulo económico

WASHINGTON, Estados Unidos

Los senadores republicanos presentaron oficialmente su propuesta de un billón de dólares para el próximo estímulo económico en la tarde de este lunes. En ella, se incluyó la ayuda económica de $1,200 dólares para quienes ganen hasta $75,000 dólares al año, el mismo límite que recogía la ley Cares que se aprobó en marzo.

El senador republicano Chuck Grassley, presidente del Comité de Finanzas del Senado, fue el encargado de dar a conocer el proyecto de ley, denominado Ley de asistencia para trabajadores, familias y empresas estadounidenses y que todavía tendrá que negociarse con los demócratas.

El paquete republicano aún no ha sido desvelado al completo, pero, según Forbes, incluye al menos estas cuatro medidas para la recuperación económica.

Los trabajadores que hayan perdido su empleo empezarían a recibir a partir del 1 de agosto -y hasta el 5 de octubre- $200 dólares semanales frente a los $600 dólares a la semana que recibían hasta ahora gracias a la Ley Cares.

A partir del 6 de octubre, y hasta el 31 de diciembre de 2020, los desempleados recibirían del Gobierno federal el 70% del salario que perdieron o su monto base (previo a cualquier reducción o compensación).

Cheques de estímulo

En su segundo apartado, el plan republicano incluye el tan solicitado segundo cheque de estímulos que contempla las misma cantidades y umbral de renta que la Ley Cares y que también se consideraría reembolso de impuestos. Las informaciones iniciales no recogen si los contribuyentes indocumentados o los cónyuges de estos recibirán esta vez la ayuda económica.

Quienes declaren sus impuestos de manera individual recibirían $1,200 dólares por adulto si ganan al año $75,000 dólares o menos. Las parejas que lo hagan de manera conjunta -y que ganen menos de $150,000 dólares anuales- recibirían el doble ($1,200 dólares cada uno). También recibirían $500 dólares por cada dependiente, pero, a diferencia del paquete anterior, sin importar su edad.

El proyecto de ley de los senadores conservadores recoge exenciones impositivas para empresas como un crédito tributario mejorado sobre la nómina de contratación y retención de empleados, una expansión del crédito por oportunidad de trabajo, un crédito impositivo por lugar de trabajo seguro y saludable y asistencia covid-19 para trabajadores independientes. (I)

Autor entrada: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *