Papa Francisco: No tengamos vergüenza de decir “Señor, sálvame”



Roma, Italia

Hay que abandonarnos con confianza en Dios, sobre todo en los momentos de prueba y duda, y sin vergüenza digamos: “Señor, sálvame”, expresó el Papa Francisco este domingo en su mensaje previo al rezo mariano del Ángelus.

El Santo Padre habló sobre el pasaje evangélico de este domingo (Mt 14, 22-33), que narra cuando Jesús camina sobre las aguas del lago, mientras la barca en que viajan los discípulos atraviesa una tempestad.

Después de haber dado de comer a la multitud con cinco panes y dos peces, Jesús pide a los discípulos que suban a la barca y vayan todos a la otra orilla mientras él despide a la gente y sube al monte a orar.

En un momento, durante la travesía nocturna en el lago, los vientos azotan la barca, y los discípulos ven a alguien que se acerca caminando sobre las aguas, gritaron por miedo, pero Jesús los tranquilizó: “¡Ánimo!, que soy yo; no teman”.

Pedro le respondió: “Señor, si eres tú, mándame ir donde ti sobre las aguas”. Y Jesús le dijo “Ven”. Pedro bajó de la barca, dio algunos pasos, pero el viento y las olas lo asustaron.  “¡Señor, sálvame!”, le gritó y Jesús lo agarró de la mano.

Los momentos de prueba

El Papa Francisco aseguró que este pasaje evangélico es una invitación a abandonarnos con confianza en Dios en todo momento de nuestra vida, especialmente en aquellos de prueba y de turbación.

“Cuando sentimos fuerte la duda y el miedo parece que nos hundimos, en los momentos difíciles de la vida, donde todo se vuelve oscuro, no tenemos que avergonzarnos de gritar, como Pedro: ‘¡Señor, sálvame!’”.

“Llamar al corazón de Dios, al corazón de Jesús: ‘¡Señor, sálvame!’. ¡Es una bonita oración! Podemos repetirla muchas veces: ‘¡Señor, sálvame!’. Y el gesto de Jesús, que enseguida tiende su mano y agarra la de su amigo, debe ser contemplado durante mucho tiempo: Jesús es esto, Jesús hace esto, Jesús es la mano del Padre que nunca nos abandona; la mano fuerte y fiel del Padre, que quiere siempre y solo nuestro bien”, expresó.

Asimismo, el Santo Padre agregó que tener fe quiere decir que en medio de la tempestad se tiene el corazón dirigido a Dios, a su amor, a su ternura de Padre. (I)

Con información de https://desdelafe.mx/noticias/la-voz-del-papa/

Autor entrada: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *