30 especies de invertebrados marinos se descubren en Galápagos



SAN CRISTÓBAL, Galápagos

Una investigación en las profundas aguas protegidas de la Reserva Marina de Galápagos identificó 30 nuevas especies de invertebrados marinos.

Este descubrimiento incluye cuatro especies de langostas okupa, una de coral copa gigante, diez de corales de bambú, tres de octocorales, una de estrella de mar quebradiza y once de esponjas.

Esta investigación es un trabajo colaborativo de un equipo multidisciplinario y completo de científicos, que descendió hasta 3.400 metros, utilizando los más modernos vehículos submarinos operados remotamente (ROV) a bordo del E/V Nautilus.

Nuevas especies de invertebrados en Galápagos.

La expedición exploró por primera vez tres montañas submarinas, que no rompen la superficie, situadas alrededor de las islas Darwin y Wolf.

“Este hallazgo confirma que Galápagos es un laboratorio viviente con procesos biológicos y ecológicos en curso y aún por explorar, que lo convierten en un sitio excepcional que amerita todos nuestros esfuerzos para ser conservado”, señaló Paulo Proaño, ministro del Ambiente y Agua (e).

Por su parte, Danny Rueda, director del Parque Nacional Galápagos, reconoció que las profundidades de Galápagos albergan algunos de los hábitats más diversos del archipiélago que sustentan la biodiversidad de las islas.

Además, la exploración reveló la presencia de una serie de comunidades submarinas, entre las profundidades de 290 y 3.373 metros, incluyendo múltiples hábitats frágiles como los jardines de esponjas de cristal, jardines de coral y colonias de coral de agua fría, que son considerados Ecosistemas Marinos Vulnerables (EMV) por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

“Las profundidades marinas siguen siendo la última frontera de la Tierra y este estudio proporciona un vistazo a las comunidades menos conocidas de las Islas Galápagos”, dijo Pelayo Salinas de León, investigador principal de la Fundación Charles Darwin y científico de conservación del proyecto de Mares Prístinos de National Geographic, que dirige este estudio.  

Salinas explicó que Darwin nunca vio, representa un entorno único y prístino. Ahora es nuestra responsabilidad asegurarnos de que permanezca así para las generaciones venideras. (I)

Autor entrada: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *