Los anfibios: especies clave para medir la salud del planeta



QUITO, Pichincha

Treinta herpetólogos representantes del Ministerio del Ambiente y Agua, el Instituto Nacional de Biodiversidad, academia y Organizaciones No Gubernamentales, actualizaron la Lista Roja de Anfibios del Ecuador.

El documento es una herramienta que permite evaluar y analizar el grado de amenaza en el que se encuentran estas especies. Los resultados, junto a un Plan de Acción para su Conservación que fue presentada el último viernes.

Ecuador es uno de los países de Latinoamérica con la mayor diversidad de anfibios existentes en el territorio. Actualmente existen 630 especies distribuidas en el territorio nacional, de las cuales, alrededor de 288 son endémicas.

Steven Petersen, viceministro del Ambiente y Agua del Ecuador, destacó que contar con esta herramienta es un compromiso para seguir trabajando con la conservación de la biodiversidad.

Mientras que Matilde Mortd, representante Residente del PNUD Ecuador, dijo que para este organismo es importante conservar a los anfibios, en estrecha colaboración con el Gobierno Nacional.

Por su parte Mauricio Ortega, investigador de la Universidad Regional Amazónica Ikiam, mencionó que el género Atelopus es el grupo que contiene a las especies de ranas más amenazadas en el país.

Entre ellas se encuentran la rana militar (ubicada en Guayas), la rana arlequín triste (ubicada en el Parque Nacional Cajas) o las ranas esquelética y rana del Río Faisanes (ubicadas en Carchi).

Estas especies son focales del Proyecto Conservación de Anfibios del Ecuador y Uso Sostenible de sus Recursos Genéticos (PARG), que durante cinco años trabaja en la protección de estas especies.

Situación de las ranas en Ecuador

Tras evaluar a las 630 especies de anfibios reconocidas dentro del país, se identificó que 83 se encuentran en la categoría de Estado Crítico, 149 En Peligro, 129 en la categoría Vulnerable, 76 como Casi Amenazadas, 29 en la categoría de Datos Insuficientes, 168 en la categoría de Preocupación Menor y 1 en la categoría No Evaluada.

La deforestación desmedida, la fragmentación de ecosistemas por carreteras, el cambio climático son las principales amenazas para los anfibios, además de enfermedades emergentes y especies invasoras en un contexto de cambio global. (I)

Autor entrada: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *