“Baños Cambian Vidas” impactará a más de 40 mil personas en América Latina durante el 2020



QUITO, Pichincha

Como parte de su compromiso de desarrollar productos e iniciativas que impacten positivamente la vida de las personas, Scott®, la marca de papel higiénico y toallitas de Kimberly-Clark, anuncia la expansión de su programa global de saneamiento ‘Baños Cambian Vidas’ a Ecuador.

Esta actividad también se realiza en Colombia, Costa Rica, Bolivia, Perú, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Panamá y Brasil.

Durante los últimos seis años, el programa ha cambiado significativamente la vida de más de 270 mil personas en la región, y ha mejorado el acceso a las condiciones de higiene necesarias para las comunidades latinoamericanas más vulnerables.

La falta de saneamiento básico afecta a miles de millones de personas en todo el mundo, y actualmente, más de 80 millones de latinoamericanos carecen de acceso a un baño adecuado. En el mundo, ese número representa alrededor de 2 mil millones de personas.

En su sexta versión en Latinoamérica, el programa ‘Baños Cambian Vidas’ se asociará con la ONG Plan International para entregar asistencia de impacto social en comunidades de Colombia, Ecuador y Brasil.

Este año, la compañía espera impactar a más de 40 mil personas a través del programa con activaciones locales que llevan baños, educación sobre higiene y acceso al agua potable a las comunidades locales más vulnerables.

En Ecuador, el programa trabajará en Simiatug, una de las 9 parroquias del cantón Guaranda ubicadas en la provincia de Bolívar y con una población de casi 12 mil habitantes.

En 2019, ‘Baños Cambian Vidas’ impactó a 48 comunidades, lo que benefició a más de 25.800 personas en la región. “Arrancar con este proyecto en Ecuador, significa mejorar el acceso al saneamiento e higiene a grupos vulnerables del país, un factor decisivo para reducir desigualdades y mejorar la calidad de vida de los grupos más desprotegidos de la sociedad”, afirmó Luis Salazar, gerente general de Kimberly-Clark en Ecuador. (I)

Autor entrada: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *