Norma de Correa ahora le impide ser candidato



QUITO, Pichincha

La candidatura a la vicepresidencia de Rafael Correa se nubla más luego de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) no aceptara el trámite virtual, mediante el cual el exmandatario quiso aceptar su precandidatura por Centro Democrático.

Sobre su camino le podrían aparecer más obstáculos que incluso frustraría la participación de Andrés Arauz, precandidato a la Presidencia por ese movimiento.

El constitucionalista Ismael Quintana dijo que si Correa no acepta su candidatura tampoco podrá avanzar a la fase de inscripción que, de acuerdo con el calendario electoral, se desarrollará del 18 de septiembre al 7 de octubre.

Desde Centro Democrático se indicó que el movimiento esperará ese lapso para que el CNE se pronuncie sobre su negación y que ahí harán uso de un derecho de impugnación.

Sin embargo, Quintana tampoco ve probable ese escenario. Para que eso ocurra, indicó, es necesario que exista una aceptación de precandidatura sobre la cual el CNE deba decidir, pero hasta el cierre de esta edición ese trámite no se completó.

“La candidatura de Arauz pende de un hilo. Si hasta las 00:00 de hoy (ayer) Centro Democrático no se acerca al CNE para el acto de aceptación de su verdadero precandidato vicepresidencial se entenderá que no hay binomio”, explicó.

En un informe enviado con corte hasta el mediodía de ayer, el CNE precisó que de los 16 binomios que se acercaron a la Dirección Nacional de Organizaciones Políticas a aceptar sus precandidaturas, uno tenía novedades, el de Centro Democrático, que no registró a su postulante a vicepresidente.

Para Quintana, Correa cometió un error al entregarle un poder a su hermana, Pierina Correa, para que efectúe el trámite por él, pues allí sí el Código de la Democracia es claro y establece que el acto de aceptación es indelegable. “Ese poder, desde el punto de vista jurídico, no tiene ningún efecto”, sentenció.

Efecto ‘bumerang’

El constitucionalista agregó que esa norma está vigente desde el 2012, cuando Domingo Paredes estuvo al frente del CNE, en el mismo régimen de Correa. Esta regla fue aplicada para evitar que Abdalá Bucaram pueda ir por una posible candidatura presidencial.

Sobre ese evento, el propio Correa cuestionó en su momento al líder roldosista por sus intenciones de pelear en las elecciones generales, pues estaba exiliado en Panamá y con orden de detención en su contra. Añadió que, basado en esa norma del CNE, Bucaram debía estar en el país para formalizar una inscripción en actas.

Un escenario similar es el que vive Correa, pues tiene dos órdenes de prisión en su contra y una sentencia ratificada, en segunda instancia, por cohecho dentro del caso ‘Sobornos 2012 – 2016’, cuya audiencia de casación inicia a las 10:00 de hoy en la Corte nacional de Justicia. (I)

Con información diario La Hora

Autor entrada: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *