Una gran aventura en el “Granero del Ecuador”



CHILLANES, Bolívar

De extraordinaria belleza, con diversos atractivos naturales, el “Granero del Ecuador” es un territorio que ofrece actividades de agroturismo, turismo de aventura, rural y vivencial.

Esta localidad, ubicada en la provincia de Bolívar, nos presenta majestuosos paisajes que cautivan a propios y extraños. Acompáñanos a conocer más, y únete a nuestra campaña #MeQuedoEnEcuador para conocer Chillanes.

Chillanes cuenta con un gran potencial turístico. Sus bosques y la irregularidad de su topografía ofrecen diversos escenarios que permiten estar en constante contacto con la naturaleza.

Posee una franja de ceja de montaña donde se observan diversas cascadas como El Armadillo, Las Mellisas y la Laguna Azapi. Incluso, desde sus puntos más altos, se logra apreciar la majestuosidad de los nevados.

Un claro ejemplo es el mirador Cerro Punztucama, desde donde se puede admirar el nevado Chimborazo y, cuando hay buen clima, hasta se puede ver otros volcanes; todo esto acompañado del trineo de las aves y una gran variedad de plantas propias de la zona.

Recorrer sus bosques húmedos tropicales proporciona al visitante una sensación maravillosa de aventura que se complementa con la amabilidad, calidez y generosidad de los pobladores que se dedican, en su mayoría, a producir diversos productos, como mora, maíz, frejol, tomate de árbol, babaco, tomate de árbol, entre otros.

Su deliciosa gastronomía también cautiva los paladares más exigentes de los visitantes. Son platillos muy tradicionales, elaborados a base de maíz y que, a decir de Rosita Ledesma, son representativos de la zona. “Lo que más suelen pedir son los sabrosos tamales, envueltos en hojas de «pusse» (una hoja de tamaño grande, ovalada, que sólo se da en esta región en las densas montañas), que es lo que le da un sabor inigualable”, comentó.

Queso, carne, pollo, es el relleno de muchas de estas variedades. Así mismo, podremos encontrar las “riquísimas tortillas” elaboradas con harina de maíz, queso y manteca de cerdo y otros platos típicos. (I)

Autor entrada: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *