Chordeleg: la tierra de oro y plata



CHORDELEG, Cuenca

Chordeleg se encuentra ubicado en la cuenca del río Santa Bárbara, en la provincia del Azuay, a 42 kilómetros de la ciudad de Cuenca. Es uno de los cantones con mayor potencial turístico en esta provincia, pues cuenta con varios atractivos que generan el interés de visitantes nacionales y extranjeros, como: artesanía, vestigios arqueológicos, sitios naturales de gran belleza y una importante actividad joyera.

Históricamente la zona de Chordeleg, ha sido considerada una tierra de gran importancia para los diferentes grupos humanos que la poblaron, ya sea por su abundancia de recursos naturales o bien por los metales preciosos, en especial el oro de sus ríos.

Los Cañaris, por ejemplo, consideró a estos territorios como sagrados y prueba de ello son las numerosas “huacas” o tumbas de caciques y sacerdotes que fueron encontradas, algunas con valiosas ofrendas funerarias de oro y plata.

La abundante actividad artesanal de las culturas precolombinas que habitaron estas tierras continúa siendo actualmente un importante motor de la economía en Chordeleg.

Numerosas familias se dedican a la alfarería, el tejido de paja toquilla, el bordado y la joyería, siendo esta última la actividad más importante de este pueblo, otorgando prestigio nacional e internacional.

En el centro cantonal de Chordeleg, los numerosos almacenes de joyería llaman la atención de todos quienes la visitan. En varios locales se expenden joyas de todo tipo y para todos los presupuestos, siendo las más representativas aquellas que están elaboradas con la tradicional técnica de la “filigrana”.

Además en el centro, alrededor de la pintoresca plaza José María Vargas, los turistas pueden encontrar numerosos almacenes en los que se comercializan artesanías locales, nacionales e incluso internacionales.

También en el centro se encuentra el Museo Municipal de Chordeleg, donde se exhiben valiosas piezas artesanales como tejidos de lana gruesa, sombreros de paja toquilla, zapatería, alfarería y filigrana.

Cabe mencionar que Chordeleg, fue declarado como “Ciudad Creativa” por la UNESCO el 31 de octubre de 2017.

Alrededor de Chordeleg existen varios puntos de interés turístico. Uno de ellos es el complejo arqueológico de Llaver, ubicado a medio kilómetro del centro cantonal, en la colina del mismo nombre.

Entre los vestigios destacan los andenes y los 14 muros de piedra plana que conforman una especie de caracol o serpiente. Estas construcciones de acuerdo con los arqueólogos datan del año 1.000 D.C.

También muy cerca del centro cantonal, se encuentra “Pungo Huayco”, un conjunto de seis peculiares formaciones rocosas en medio de un bello paisaje campestre.

Un sitio ideal para paseos familiares y picnics, pues existen varios chozones en donde es posible cocinar. Para la tradición local, es un lugar de “buena suerte”, atribuida por la gran cruz que fue instalada mucho tiempo atrás entre las rocas. (I)

Autor entrada: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *