El Papa: Se escucha más a las grandes farmacéuticas que a médicos y enfermeras



ROMA, Italia

La crisis actual no es sólo sanitaria sino también social, política y económica, afirmó el papa Francisco que pidió hoy un aplauso para los llamados ‘descartados’, los movimientos sociales, los trabajadores de la sanidad, los ancianos, los niños, los ‘pequeños’ no escuchados por los políticos o los potentes.

“La crisis actual no es sólo sanitaria sino también social, política y económica. Para salir de ella todos estamos llamados, individual y colectivamente, a asumir nuestra propia responsabilidad”, dijo el Papa en la audiencia general del miércoles, 23 de septiembre de 2020, en el Patio de San Damasco del Palacio Apostólico del Vaticano.

“O pensemos también en la forma de curar el virus: se escucha más a las grandes compañías farmacéuticas que a los trabajadores sanitarios, comprometidos en primera línea en los hospitales o en los campos de refugiados. Este no es el buen camino. ¡Todos deben ser escuchados!”.

La predicación del papa fue un himno a la esperanza para la salir ‘todos’ de la crisis actual ricos, pobres, de clases altas o bajas, el Estado y las comunidades, todos unidos y escuchados en sus problemas y soluciones.

Francisco se detuvo en los principios de solidaridad y la subsidiariedad que hacen parte de la «cura del virus» de la indiferencia y de la globalización que deshumaniza, según el Papa, quien lamentó: “Se escucha más a los potentes que a los débiles”.

Francisco denunció que en la crisis actual se constata que “hay personas y grupos sociales que no pueden participar en esta reconstrucción del bien común, porque son marginados, excluidos, ignorados, y muchos de ellos sin libertad para expresar su fe y sus valores”. (I)

Con información de https://es.aleteia.org/2020/09/23/

Autor entrada: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *