Vicepresidenta Muñoz supervisa ayuda en zonas afectadas por la ceniza



CHILLANES, Bolívar

Humanizar el servicio público, acompañar, escuchar y hacer que la ayuda llegue, son los objetivos de la vicepresidenta María Alejandra Muñoz, en los recorridos realizados por tres días consecutivos, para establecer urgencias y acciones en medio de las prioridades en las zonas afectadas producto de la caída de ceniza del volcán Sangay.

Este miércoles, visitó el recinto Cuchicagua del cantón Chillanes,. Ahí fue recibida por Luis Arturo Gaibor y su familia en la finca de su propiedad, en la que siembran mora y tomate de árbol, fréjol y maíz.

Muñoz constató el impacto de la ceniza sobre la plantación y verificó que las brigadas técnicas del Ministerio de Agricultura y Ganadería hayan llegado con motobombas, para limpiar los cultivos y lograr que en el menor tiempo posible se puedan incorporar a la producción las plantas que hayan sido limpiadas.

Asimismo, una brigada de BanEcuador se encuentra recorriendo los recintos para reestructuración de deudas, diferimientos de pagos y otorgamiento de créditos de hasta 5.000 dólares sin garante para la agricultura familiar campesina y de 3.000 dólares con sola firma para la Súper Mujer Rural.

Una de las ayudas más importantes para la población en estos momentos, ha sido el envío de alimentación para animales.

Así, con la colaboración de unidades militares, se puso en marcha la logística de abastecimiento en los cantones más afectados de las provincias de Chimborazo, Bolívar, Los Ríos y Guayas.

En las zonas afectadas, a través de la Secretaría Nacional de Riesgos, se han entregado 22.800 kits volcánicos (5 mascarillas, 1 visor, 1 bufanda cada kit) y 54.400 mascarillas adicionales.

Asimismo, personal del Ministerio de Ambiente y Agua instaló plástico protector a los filtros de agua de los cantones afectados y verificado el estado de los sistemas de agua potable a fin de garantizar abastecimiento de recurso hídrico seguro a la población de Chimborazo, Los Ríos, Guayas y Bolívar. (I)

Autor entrada: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *