Bottas le agua la fiesta a Hamilton en Rusia



SOCHI, Rusia

Valtteri Bottas le ha aguado la fiesta a Lewis Hamilton y ha conseguido esta tarde en Sochi su segunda victoria de la temporada, la novena de su carrera deportiva y ha aprovechado al máximo los problemas que ha tenido el inglés, que solo ha podido ser tercero.

Un brillante Max Verstappen ha acabado segundo en una carrera que se ha acabado en la primera curva para Carlos Sainz, que se ha estrellado contra el muro cuando negociaba el slalom de la escapatoria y ha provocado la salida del coche de seguridad.

Hamilton tendrá que esperar para igualar el récord de victorias de Michael Schumacher después aguantar muy bien en la salida tras lograr la 96ª pole position, pero sus opciones se han esfumado cuando ha recibido una doble sanción de 10 segundos (5+5) por practicar en dos ocasiones la salida en la vuelta de formación de parrilla.

El GP de Rusia, que se disputa desde 2014, es territorio abonado a Mercedes, que ha ganado las siete ediciones que se ha disputado. Bottas, precisamente, ya consiguió la victoria en este circuito en 2017, significando su primera victoria en el Mundial de F1.

El finlandés ya había ganado una carrera esta temporada, la primera que se disputó en Austria.

La solidez de Bottas

Valtteri Bottas ha tratado de sorprender a Hamilton cuando se han apagado los semáforos en la salida, cogiéndole el rebufo en una larga recta de 1 km, pero no ha sido posible y ha tenido que ser paciente para encontrar otra oportunidad, que le ha llegado antes de lo esperado.

La doble sanción al inglés le ha permitido pasar a liderar la carrera cuando Lewis se ha detenido en boxes y ha mantenido en todo momento un ritmo que le ha permitido mantenerse primero cuando se ha parado en la vuelta 27 de las 53 previstas.

Con más velocidad que Verstappen, que ha cubierto sus espaldas a lo lejos, al final ha vivido una carrera bastante tranquila, ganando incluso el punto extra de la vuelta rápida en el penúltimo giro.

Raikkonen sí bate récords

Lewis Hamilton no pudo igualar el récord de 91 victorias de Michael Schumacher, pero en Sochi sí cayó uno de los récords históricos de la F1. Muchos habían pensado que el número de 322 carreras disputadas a los mandos de un fórmula uno que marcó el brasileño Rubens Barrichello nunca podría ser superada.

Kimi Raikkonen, sin embargo, ha igualado al brasileño en el GP de Rusia, con el veterano finlandés preparado para establecer su marca en solitario en el próximo Gran Premio de Eifel. (D)

Con información de https://www.sport.es/es/noticias/motor/formula1/

Autor entrada: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *