Las tasas de interés en el sistema financiero las fijará el Estado



QUITO, Pichincha

A través del oficio JPRMF-2020-0351-O, la Junta de Regulación Monetaria y Financiera estableció que durante los próximos cinco meses se trabajará en conjunto con el Banco Central del Ecuador (BCE), en la elaboración de una nueva fórmula de cálculo para las tasas de interés activas máximas, es decir, para el costo del crédito al ciudadano común y a los empresarios.

Además, se reducirán de 22 a 13 los segmentos crediticos. Con eso, según Julio José Prado, presidente ejecutivo de la Asociación de Bancos Privados (Asobanca), se facilitarán las operaciones y simplificarán los reportes.

El Estado seguirá determinando los límites para cada uno de los segmentos, pero ahora las tasas serán revisadas cada mes por el BCE y no se mantendrán fijas todo el año. De acuerdo con la Junta, el cálculo deberá tomar en cuenta el costo de fondeo y el riesgo originado en las pérdidas esperadas e inesperadas; así también, los costos operativos y el costo de capital.

Diego Olmedo, analista económico, explicó que el esquema sigue siendo poco claro y las consideraciones políticas se mantienen como un factor determinante.

“El Banco Central sigue siendo una entidad subordinada a las autoridades gubernamentales. La independencia de poderes aún no se logra. El cálculo de las tasas de interés debe ser parte de una planificación a largo plazo y partir de un diagnóstico adecuado y transparente”, dijo.

En este sentido, los cinco meses para establecer una nueva metodología no servirá de nada si no participan del proceso todos los actores involucrados, incluyendo los bancos y las cooperativas. (I)

Autor entrada: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *