Un lustro inmerso en las drogas terminó en reencuentro familiar



GUAYAQUIL, Guayas

Antonio G., es parte importante de una historia de decisión y superación, gracias al programa “Por Un Futuro Sin Drogas”, de la Municipalidad de Guayaquil y su Dirección de Salud e Higiene, tras ser rescatado de las calles y, en 10 días, cumplir la desintoxicación, recibiendo tratamiento oportuno.

Por medio de terapias grupales y personales, ha podido crear un nuevo plan de vida, que lo llevó a recuperar, lo que hace años había perdido: su familia y entorno social. 

Antonio tiene 24 años, merodeaba por zonas donde se acumulaba la basura para obtener comida; trabajaba como estibador y todo lo que ganaba era para sustentar su adicción a las drogas, problema que lo ha golpeado por más de 11 años. 

Luego de una charla con las autoridades de salud, decidió acceder voluntariamente al programa de Desintoxicación, en el Hospital Bicentenario, donde el grupo de profesionales a cargo de esta área estuvo presto para ayudarlo.

Por más de 10 días estuvo asistido personalmente por los especialistas y el viernes 16 de octubre fue dado de alta.  Su petición era regresar al seno de su hogar, por lo que, en coordinación con la Dirección de Salud y el Municipio, Antonio fue trasladado al cantón Ventanas, en una zona llamada Gramalote Alto, donde después de 5 años volvió a saludar a sus vecinos y reencontrarse con su familia.

El equipo de comunicación del área de Salud Municipal sorprendió a Mayra, hermana del joven que esperaba en el carro, al preguntarle sobre su hermano respondió: “tenemos muchos años sin verlo; solo sabemos que está en Guayaquil y muy perdido en las drogas, mi mamá lo extraña, siempre pregunta por él y está muy enferma”, señaló Mayra. 

Luego de unos minutos, llegó el momento más esperado, el reencuentro entre estos hermanos, después de tantos años separados. Mayra, lo abrazó y con lágrimas le daba gracias a Dios por verlo de nuevo, cambiado, tranquilo, “jamás pensé verlo, fue una hermosa sorpresa”.

Antonio, espera con ansias volver a ver a su madre, para que se sienta orgullosa de este cambio significativo, gracias al apoyo del Programa Municipal “Por un Futuro sin Drogas” iniciativa de la alcaldesa Cynthia Viteri Jiménez, que busca rescatar a jóvenes de este problema social y mejorar su calidad de vida. (I)

Autor entrada: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *