Iota en Colombia: Un templo bajo agua, daños y cercanía de la Iglesia



ISLA SAN ANDRÉS, Colombia

La zona insular de Colombia vive una verdadera emergencia por el paso del huracán Iota que alcanzó categoría 5, la máxima posible, y agravó una situación ya difícil por los coletazos de la tormenta Eta. Se necesita mucha ayuda solidaria. También, en Cartagena, un templo quedó inundado

La isla colombiana de Providencia fue azotada este lunes, 16 de noviembre, por el huracán Iota. Se trata del primero de categoría 5 que toca este país y que, se calcula, destruyó el 98% de la infraestructura del paradisíaco lugar.

San Andrés, Providencia y Santa Catalina son tres islas de un mismo archipiélago, que constituyen uno de los departamentos colombianos. Están ubicadas casi al frente de las costas de Nicaragua. El ojo de este devastador huracán pasó a 8 kilómetros de Providencia y por ello las grandes pérdidas que dejó a su paso.

El litoral caribe colombiano aún no se recuperaba de la tormenta tropical Eta –que ocasionó inundaciones, daños en general y cientos de familias sin hogar– cuando llegó el huracán Iota.

El presidente de Colombia, Iván Duque, aseguró que ha ocurrido una afectación máxima, especialmente en Providencia. También lamentó el fallecimiento de una persona que aún no había sido identificada.

IOTA; COLOOMBIA;HURRICANE;MV01

Ayuda humanitaria

Los vientos del huracán Iota superaron los 250 kilómetros por hora, volaron techos, ventanas, árboles y todo lo que encontraron a su paso. En el archipiélago se suspendieron las operaciones aéreas, al igual que el suministro de energía y las comunicaciones, especialmente con Providencia, de donde no se tenía suficiente información.

Por la intensidad de los vientos del huracán Iota, algunos de los habitantes de San Andrés que pudieron comunicarse dijeron que tuvieron que esconderse en baños para protegerse.

El presidente del país anunció que se redoblará la ayuda humanitaria que se estaba enviando hacia la isla de San Andrés y se instalará en Cartagena un Puesto de Mando Unificado desde donde zarparán embarcaciones una vez el clima lo permita.

Cercanía fraterna y oración

Los obispos colombianos, debido a los efectos del huracán Iota, manifestaron su “fraterna cercanía a todas las personas que están sufriendo por los desastres que han causado la ola invernal y los huracanes a lo largo y ancho del país”.

Lo hicieron en un comunicado dado a conocer este lunes por la Conferencia Episcopal de Colombia, en el que anuncian que han puesto en marcha, a través del Secretariado Nacional de Pastoral Social (SNPS), acciones humanitarias para la atención de estas emergencias, al igual que por medio de los Bancos de Alimentos de las diferentes jurisdicciones eclesiásticas. (I)

Con información de https://es.aleteia.org/2020/11/17/

Autor entrada: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *