La Virgen que se mantuvo en pie tras el impacto de Iota en Colombia



SANTA CATALINA, Colombia

Una imagen de la Virgen María quedó intacta en Santa Catalina, una pequeña isla arrasada por Iota, el mortífero huracán que azotó a varios países del Caribe

Los videos y fotos publicados en redes sociales y medios de comunicación así lo muestran. Una imagen de casi dos metros de la Virgen Milagrosa, esculpida en concreto y totalmente pintada en blanco, quedó intacta. No fue afectada por el más violento de los huracanes que ha golpeado a Colombia en toda su historia.

Fueron los pobladores de Santa Catalina los que le informaron al presidente de Colombia, Iván Duque Márquez.  “La Virgen es milagrosa porque salvó muchas vidas en las islas», dijeron. Y así lo declaró el jefe del Estado desde San Andrés, la más grande de las islas de este archipiélago en el mar Caribe. Un lugar casi al frente de las costas de Nicaragua.

“En el recorrido por Santa Catalina varias personas nos llevaron a uno de los puntos más altos de la isla, donde está la imagen de la Virgen María. Es impactante que después de haber pasado un huracán de categoría 5 estaba en pie”, relató Duque Márquez en una alocución televisada.

«Divina Providencia»

El presidente, a quien recientemente un juez le prohibió que se refiriera a la Virgen de Chiquinquirá en sus redes sociales, explicó lo siguiente:  “No pretendo invadir la fe de ningún ciudadano». «Yo quiero ser respetuoso de todas las fes, de todas las expresiones, credos y cultos, pero esa imagen es poderosa”, expresó.

Al tiempo que la transmisión de televisión mostraba la imagen de la Milagrosa en un elevado pedestal y sin ningún daño, Duque señaló que este asombroso hecho muestra “la fe, la resiliencia y la gran capacidad que tiene la comunidad para enfrentar estas circunstancias”.

Por último, empleando un juego de palabras, anotó que trabajará junto con los pobladores para que Providencia sea reconstruida y se le reconozca como ‘la Divina Providencia’.

“La imagen de pie de la Virgen María es un signo de la presencia de Dios en medio de su pueblo, es la ratificación de que en las horas amargas y de dolor la fe nos conforta y nos anima a seguir adelante. Es la presencia de la madre que custodia a sus hijos en momentos de turbación”, dijo el padre Alexander García, sacerdote del Vicariato de San Andrés, desde el cual la Iglesia católica solicita donaciones y adelanta labores humanitarias. (I)

Con información de https://es.aleteia.org/2020/11/20/

Autor entrada: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *