Runtún: Camino de grandes aventuras y encuentro con la naturaleza



BAÑOS DE AGUA SANTA, Tungurahua

Quien ha visitado Baños sabe que es un lugar donde nadie se aburrirá en su estadía, por las diversas actividades que ofrece el cantón, entre ellas los deportes extremos, la visita a la basílica, sus cascadas impresionantes, aguas termales directamente del volcán Tungurahua y su gastronomía típica.

Y si busca un solo lugar para tener grandes aventuras puede visitar un sector que está a punto de tenerlo todo, hablamos de la comunidad de Runtún.

En este lugar hay muchas maneras de divertirse y poder disfrutar del aire libre, es una buena opción que no se pueden perder quienes suben por la ruta a Runtún, y que deberán hacer una parada obligatoria en este lugar.

El Columpio del Fin del Mundo o más conocido como la Casa del Árbol, es uno de los sitios insignes de Baños, ya que allí se encuentra este famoso atractivo. ¿Quién no ha soñado con balancearse en un columpio y ver el profundo acantilado a sus pies?

A más del derroche de adrenalina que obtendrá al subirse en el columpio podrá gozar de la vista del volcán Tungurahua y de las fantásticas montañas que rodean Baños. En el área hay una pequeña tirolesa y zona para picnic, hecho que convierten al sitio en un lugar ideal para ir con niños y con la familia. El costo para ingresar a este complejo es de tan solo USD. 1,00.

También para disfrutar en familia y amigos está el Parque Temático “Animal Park”, un lugar naturalmente divertido, allí vivirá una experiencia única en el campo, en este sector se alberga a más de 400 especies de animales que son el principal atractivo, sobre todo para los infantes.

En este espacio, que inició hace casi 10 años, habitan avestruces, caballos pura sangre, mini horse, ponys, variedad de conejos, aves como los cisnes, pavos reales, cebras, faisanes, etc. Cuenta con un área exclusiva para protección de venados de cola blanca, una especie en peligro de extinción manifiesta su propietario Darío Guevara.

Para quienes buscan algo más extremo y no le temen a nada, está el Vuelo del Cóndor, que alberga a la ‘Bella’ y a la ‘Bestia’, columpios de 20 m de alto por 40 m de péndulo y de 30 m de alto por 60 m de péndulo, y casi 700 metros de caída respectivamente que cuentan con todas las seguridades.

En la comunidad de Runtún a más de diversión, encontrará varios lugares para descansar como hosterías, cabañas rodeadas de bellos paisajes, que complementan su belleza con el majestuoso volcán Tungurahua. El sector es un bello proyecto que busca brindar servicios de calidad al turismo nacional e internacional. (I)

Autor entrada: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *