Consorcio de empresas internacionales único interesado en Refinería de Esmeraldas



QUITO, Pichincha

Representantes del consorcio internacional conformado por las empresas Hyundai Company (Corea del Sur) y las estadounidenses Kellog Brown & Root – KBR INC; RGFX y Energlobal Group, manifestaron su interés en la Refinería Estatal de Esmeraldas, como parte del proceso de selección pública para la delegación conjunta del complejo refinador.

Así lo anunció, hoy martes, el ministro de Energía y Recursos Naturales no Renovables, René Ortiz, a través de una rueda de prensa virtual, en la que además participaron los delegados de las empresas que conforman el consorcio y representantes de la banca de inversión, Morgan Stanley, a través de la cual se canalizaría el financiamiento para este proyecto.

Estas acciones se enmarcan en el cumplimiento del Decreto Ejecutivo Nro. 1094, suscrito el 10 de julio de 2020 por el presidente Lenin Moreno Garcés, que autoriza de manera excepcional la gestión conjunta de la Refinería Esmeraldas, entre una firma privada y la Empresa Pública Petroecuador.

Bajo este contexto, el dictamen presidencial delega al Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables, como ente rector de los sectores estratégicos, el establecimiento de los parámetros de selección y las condiciones del proceso para determinar la modalidad de delegación a la iniciativa privada. Estos requerimientos deberán satisfacer las necesidades e intereses del Estado ecuatoriano.

Cabe destacar que el objetivo de la administración conjunta de la Refinería Estatal Esmeraldas es el mejoramiento de sus diversas unidades y el aumento de la capacidad de procesamiento de barriles crudo.

Además, la construcción de un tren de alta conversión que permita la producción de combustibles con Norma de Calidad Internacional Euro 5, la cual es amigable con el ambiente.

La empresa privada asumirá los gastos en su totalidad y bajo su propio riesgo, el Estado ecuatoriano no invertirá recursos económicos en este proceso. (I)

Autor entrada: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *