Nueva variedad de maíz producirá entre 7,5 y 12 toneladas por hectárea



QUEVEDO, Los Ríos

En las instalaciones de la Estación Experimental Tropical Pichilingue, el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIAP) liberó el nuevo híbrido de maíz duro cristalino y de alta calidad de proteína “RENACER”, como resultado de varios años de investigación en 38 localidades del país.

Este nuevo material del INIAP es recomendado para las principales zonas maiceras de las provincias de Los Ríos, Guayas, Manabí, Santa Elena, así como para los valles subtropicales de la provincia de Loja.

En la zona central del Litoral “Renacer” produce rendimientos que, en función del manejo y las condiciones agroambientales, fluctúan entre las 7.5 y 12 toneladas por hectárea, convirtiéndose en una alternativa tecnológica de fácil aceptación.

Durante la presentación del híbrido de maíz, Xavier Lazo Guerrero, ministro de Agricultura y Ganadería, manifestó que “Renacer no solo es semilla; hay oro en polvo aquí” y agregó que el nombre significa esa nueva relación que nace entre el INIAP y el MAG, instituciones que están al servicio del productor.

Dijo que el compromiso es mejorar la calidad de la semilla, para aumentar la productividad y las condiciones de los productores, que ahora reciben asistencia técnica, créditos productivos especializados, incentivos a través de herramientas tributarias, entre otros.

Lazo consideró que Ecuador puede ser una potencia agrícola, e indicó que desde el Gobierno se ejecutan acciones como la creación del fideicomiso para bajar la tasa de interés del 11% al 6% para financiar el acceso a genética, a la semilla para mejorar la productividad, y para sistemas de riego individuales, que permitan aumentar la productividad

Andrés Andrade, director Ejecutivo del INIAP, indicó que la entidad “puede convertirse en esa fuerza motora que mueva la aguja de la pobreza rural, por eso esta entrega es más que material genético. Esta es una cadena en donde todos estamos inmersos, por eso debemos ganar productividad y competitividad”.  (I)

Autor entrada: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *