Guayaquil inicia entrega de pastillas de invermectina contra el covid-19



GUAYAQUIL, Guayas

La alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, participó este lunes en el lanzamiento de una campaña de desparasitación y suministrará a la población pastillas de invermectina, fármaco que se cree puede ayudar a combatir el covid-19.

Desde el anuncio hace algunas semanas de la adquisición de dos millones de dosis del medicamento para “desparasitar a la población de manera masiva”, la campaña ha generado el rechazo de varios médicos, si bien la alcaldesa recordó que se ha “usado siempre” como antiparasitaria.

Personal médico de la Dirección de Salud Municipal hará la valoración, antes de la prescripción y dosificación correspondiente, es decir, la entrega no es general, ni indiscriminada, sino personalizada y previa valoración de un profesional.  También se firmará la hoja de consentimiento informado de las personas que van a tomar el medicamento, a las cuales se les hará el respectivo seguimiento.

El Fortín, Socio Vivienda, Balerio Estacio, Vergeles, Voluntad de Dios, Km. 8,5 vía Daule, Mapasingue, Sauces, Pascuales, Guayacanes, Samanes, Alborada, Guasmo Sur, Fertisa, Guasmo Norte, Malvinas, Trinitaria, Febres Cordero 1 y 2, García Moreno, Letamendi, Urdesa, Los Ceibos y Kennedy.

“Si en el mundo están diciendo que esto protege del covid-19 y que puede ser una alternativa, pues ya es una cobertura adicional que nadie espera”, dijo recientemente Viteri antes de agregar que “si no pasa esto, sencillamente todo el mundo estará desparasitado en la ciudad de Guayaquil”.

En una primera fase, se prevé desparasitar a un millón de habitantes de la urbe costera, mediante la administración de dos dosis del fármaco, detalló la alcaldesa, quien pidió a la ciudadanía que no se automedique.

Viteri lamentó de que se esté produciendo una subida “progresiva y sostenida”, aunque mínima, de casos en Guayaquil, ciudad que en marzo y abril fue el epicentro de la pandemia en el país, con el colapso del sistemas sanitario y funerario, lo que obligó a muchos a convivir con sus fallecidos en las viviendas por varios días. (I)

Autor entrada: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *