La OMS explica cuándo comenzarán a bajar los casos de coronavirus



GINEBRA, Suiza

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha estimado en seis meses el tiempo que tendrá que pasar antes de que los contagios diarios por coronavirus comiencen a descender gracias a la vacunación contra la enfermedad, según han explicado varios expertos de la institución.

Este pronóstico se produce un mes después de la autorización para el uso de emergencia del fármaco de Pfizer/BioNTech, que ya se está administrando en la Unión Europea, Estados Unidos y Reino Unido, entre otros países. Además, también tienen autorización, aunque en según qué territorios, las vacunas de Moderna y de AstraZeneca/Oxford.

Sin embargo, aunque la mitad de los países desarrollados ya están inmersos en el proceso de vacunación, desde la OMS advierten que el propósito inmediato de las vacunas “es el de salvar vidas en la población con más riesgo”, ya que todavía no se dispone de una cantidad de dosis suficientes como para poder pensar en que “tenga impacto en la curva de contagios”, según el asesor de la OMS para la COVID-19, Bruce Aylward.

En la misma línea se posicionó el director de la OMS para Emergencias Sanitarias, Mike Ryan, que indicó que “las vacunas no afectarán, por el momento, a la transmisión nacional”.

Medidas de protección personal

Aylward, además, enfatizó en la necesidad de que la población siguiese llevando a cabo las medidas de protección personal, pues “si la gente se reúne en grandes grupos, no usa mascarilla o deja de tomar precauciones, la vacunación no tendrá el efecto deseado”.

Por todo ello, la organización dependiente de Naciones Unidas invita a los Gobiernos mundiales a seguir trabajando para detectar los contagios y aislarlos lo antes posible, de tal manera que la transmisión comunitaria se reduzca al máximo.

Nuevas variantes

En la no reducción de los contagios juegan un papel importante las nuevas variantes del SARS-CoV-2, detectadas en Reino Unido y Sudáfrica. Ambas, según los investigadores, son más contagiosas y podrían estar detrás del aumento generalizado de las infecciones en ciudades como Londres.

Sin embargo, según científicos como Lawrence Young, profesor de la Universidad de Warwick, las vacunas contra la COVID-19 serían efectivas para estas nuevas variantes del virus, por lo que una vez vacunado un amplio porcentaje de población también se podría minimizar el efecto de estas nuevas cepas. (I)

Con información de https://as.com/diarioas/

Autor entrada: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *