Agricultura familiar es un soporte para elaborar la tradicional fanesca



QUITO, Pichincha

El aporte de la agricultura familiar campesina, como proveedora de los productos para elaborar la fanesca, plato tradicional de la Semana Santa, fue revalorizado durante el webinar “La Agricultura Familiar Campesina como pilar de los saberes ancestrales y el patrimonio gastronómico”, organizado por el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), a través de la Subsecretaría de Agricultura Familiar Campesina.

“La fanesca es parte de nuestro patrimonio alimentario, responde a un tema de identidad, refleja nuestra diversidad cultural”, afirmó el ministro subrogante de Agricultura y Ganadería, Eddie Pesántez.

Dijo que el 65% de los productos que se consumen provienen de la agricultura familiar campesina, donde se incluyen los que se requiere para elaborar el plato tradicional de la gastronomía ecuatoriana.  Y consideró que la fanesca es un tesoro culinario que hace de Ecuador una potencia gastronómica.

La fanesca también se relaciona con la cosmovisión andina, que en estos días celebra festividades como el Pawkar Raymi / Sisa Pacha (diversidad de colores que emergen de los campos florecidos / época de florecimiento).

Es un plato que está compuesto por granos como las arvejas, habas, mellocos, choclo, zapallo, zambo, entre otros, que son producidos por productores de la agricultura familiar campesina.

Sebastián Navas, coordinador de Gastronomía del Colegio de Hospitalidad, Arte Culinario y Turismo de la Universidad San Francisco de Quito, afirmó que “hay que valorizar desde dónde vienen los productos, y ver toda la cadena de valor. La fanesca nos hace pensar en la historia, en que está pasando con nuestras tradiciones, qué pasa con nuestros territorios, con nuestra identidad”.

En este webinar se desarrollaron tres paneles: La fanesca, el patrimonio gastronómico y la Agricultura Familiar Campesina; La fanesca, la conservación de la agrobiodiversidad y la agroecología; además de la fanesca y los saberes ancestrales, donde los expositores y los participantes pudieron compartir sus experiencias y conocimientos alrededor de este plato tradicional y que forma parte del patrimonio gastronómico ecuatoriano.

Michelle OFried, de la Fundación Fuegos Ecuador, habló sobre “La fanesca y cómo aporta al consumo social y ambientalmente responsable de alimentos”. Ahí destacó que en la fanesca se combinan productos de diferentes colores y sabores, no procesados, y con varios micronutrientes, necesarios para la salud de los consumidores.

Miryam Paredes, de la FLACSO, al exponer su tema “La fanesca, el patrimonio gastronómico y la Agricultura Familiar Campesina”, consideró ideal que en la alimentación diaria se incluyan productos similares a los que se consume en la fanesca, para ayudar a mantener este patrimonio agrícola.

Posteriormente Javier Jiménez, coordinador de Proyecto Paisajes Andinos de la FAO, habló de la conservación de la agrobiodiversidad y producción sostenible, e indicó que esto es importante para respetar la identidad cultural de las comunidades rurales porque Ecuador es uno de los 17 países megadiversos del mundo. (I)

Post Author: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *