Agrocalidad ejecuta interfase de vacunación contra la fiebre aftosa



QUITO, Pichincha

La Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario (Agrocalidad) está ejecutando la interfase de vacunación contra fiebre aftosa, dirigida a los animales menores de 24 meses de edad en 1.901 predios, considerados de alta vigilancia a escala nacional.

La interfase de vacunación es una medida zoosanitaria estratégica, que consiste en inmunizar a una sub población bovina, constituida por animales jóvenes (menores de 24 meses) que son los más susceptibles y quienes no han recibido ninguna vacuna, siendo el grupo de más riesgo. Con esta vacunación se trata de proteger a este grupo etario.

Esta interfase se ejecuta con el apoyo de 124 técnicos capacitados para la implementación y seguimiento del proceso. El costo del servicio de aplicación de la vacuna antiaftosa es $0.60 USD (sesenta centavos de dólar americano) por dosis.

Del 1 al 18 de febrero se inmunizaron 86.532 bovinos menores de 24 meses, brindando el servicio de vacunación a 1.500 productores distribuidos a escala nacional.

Estas acciones permitirán a Ecuador continental seguir manteniendo el estatus obtenido en el año 2015, ante la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), como país libre de fiebre aftosa con vacunación.

Además, Agrocalidad se encuentra gestionando los insumos y logística necesaria para la primera fase de vacunación periódica contra la fiebre aftosa, en la que se pretende aplicar alrededor de 4,6 millones de dosis, para iniciar esta campaña entre mayo y junio del año en curso.

Como una meta para lograr un mejor estatus frente a esta enfermedad, la Agencia se encuentra planificando y organizando el proceso para alcanzar el estatus de país libre de fiebre aftosa sin vacunación.

Ebn este proceso se consideran los siguientes pasos técnicos: demostración de no circulación viral mediante un estudio epidemiológico; estudio de análisis de riesgo de reintroducción del virus; fortalecimiento del sistema de vigilancia zoosanitaria; fortalecimiento operativo en puertos, aeropuertos y pasos fronterizos; fortalecimiento de la capacidad diagnóstica; supresión programada de la vacuna; cumplimiento de plazos y requisitos de la OIE.

La consecución de esta meta responderá a un trabajo articulado entre el sector ganadero y el sector público, de tal forma que el país pueda tener mayores oportunidades para el acceso a mercados internacionales de las mercancías pecuarias.

Post Author: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.