Contraloría confirma pérdidas por USD 243 millones en Tame



QUITO, Pichincha

La Contraloría General del Estado (CGE) confirmó responsabilidades civiles culposas en contra de siete ex gerentes generales de la extinta aerolínea Tame, por las pérdidas acumuladas entre 2015 y 2020.

Los montos de las glosas corresponden a las pérdidas originadas de la operación de las rutas, en los periodos de actuación de los exfuncionarios, debido a que, según la institución, no adoptaron medidas oportunas para corregir las falencias.

Como resultado de un examen especial, aprobado en julio de 2021, a la rentabilidad de Tame, producto de la operación regular de las rutas aéreas nacionales e internacionales, el organismo de control confirmó responsabilidades civiles por $ 243’084.840 contra los exgerentes.

“Los exfuncionarios, en sus periodos de gestión, no tomaron acciones correctivas, ni implementaron estrategias que contribuyan a mejorar la gestión de la empresa, de manera que genere más ingresos, se reduzcan costos y que la entidad alcance ganancias, producto de la operación de las rutas”, enfatizó la CGE.

Además, los indicadores, obtenidos de los reportes contables de los resultados de la operación mensual y consolidado anual, reflejan que, entre 2015 y mayo de 2020, la rentabilidad sobre el patrimonio fue negativa, por lo que la empresa pública no generó un rendimiento que al menos asegure el retorno de los fondos propios.

En el mismo periodo, la rentabilidad sobre los activos fue negativa. Es decir, con todos sus activos, Tame no generó utilidades, “demostrando ineficiencia en el empleo de los recursos”, concluyó Contraloría.

La resolución confirmatoria de las glosas también advierte una disminución progresiva del margen bruto de utilidad, hasta porcentajes negativos en el rendimiento de la empresa.

Según el examen, esto ocurrió debido a que los costos operativos absorbieron y superaron los ingresos, sin dejar margen que permita cubrir los gastos administrativos y de ventas.

El margen operacional, que incluye los gastos de administración y ventas, reflejó porcentajes negativos los años 2015 (-13,08 %), 2016 (-10,97 %), 2017 (-39,79 %), 2018 (-44,44 %), 2019 (-59,87 %) y hasta mayo de 2020 (-95,03 %), por lo que la operación propia de las rutas aéreas, nacionales e internacionales no fue rentable y su tendencia negativa fue incrementándose.

La Contraloría enfatizó en un comunicado que, aunque los indicadores de rentabilidad reflejaron pérdidas continuas, los ex gerentes generales no recomendaron la adopción de medidas, “como la fusión, liquidación o extinción de la entidad. Tampoco se tomaron decisiones que al menos garanticen un punto de equilibrio para la empresa”.

Los alegatos y documentación, entregada en calidad de pruebas de descargo, no evidenciaron una mejora en la rentabilidad de Tame durante la gestión de los exgerentes, lo que derivó en la confirmación de glosas solidarias por el valor de las pérdidas en sus periodos de actuación. Las responsabilidades varían entre $ 14’475.343 y $ 96’377.636. (I)

Post Author: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.