La lupa de la justicia sigue a la cola de la corrupción



La Fiscalía busca y encuentra… muy poco. Es que el cuerpo de la corrupción es tan largo que solo la cola se la divisa. Tiene una gran cabeza con varias ramificaciones como la mítica Medusa griega y no tiene la espada para cortársela, solo queda esa mirada que convierte en sal a todos los que logran llegar cerca y no descubren a los “líderes”. ¡Y el mundo… sigue su marcha! (O)

Post Author: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.