Las hermanas Sofía y Sara se reencontraron con sus padres en Quito



QUITO, Pichincha

Sara y Sofía Oviedo Quevedo arribaron al aeropuerto de Tababela la mañana de este martes 27 de abril de 2021, tras haber sido encontradas en Piura (Perú) el lunes. Las niñas, de 13 y 12 años, desaparecieron de su casa el jueves 22 de abril, sin dejar rastro.

Las hermanas aterrizaron en el aeropuerto para reencontrarse con sus familiares. El ministro de Gobierno, Gabriel Martínez, también acudió a la terminal aérea para recibirlas y dialogar con ellas.

Según las primeras indagaciones, las niñas venezolanas se fueron de casa por voluntad propia y se trasladaron por vía terrestre hacia la frontera sur.

El ministro Gabriel Martínez informó que tras la desaparición de las hermanas Oviedo Quintana, se activaron los protocolos de búsqueda de la Policía Nacional y la #AlertaEmilia.

Dijo que la difusión de información detallada permitió ubicarles en un bus de pasajeros que se dirigía hacia Lima, en el vecino país de Perú.

“La investigación no termina con la ubicación de Sara y Sofía. Hay que tomar correctivos en los reglamentos de transporte terrestre, que venden boletos a menores de edad para viajar sin autorización de los padres y el uso de pasos ilegales en las fronteras”, sostuvo el funcionario.

Lo que habría ocurrido es que las menores se dirigieron a la terminal de El Labrador para tomar una unidad del sistema de transporte metropolitano que las llevara hacia Quitumbe. Allí compraron un pasaje de bus interprovincial hacia Loja. Una vez en la provincia fronteriza con Perú viajaron a Macará.

En ese cantón cruzaron la frontera, de manera irregular, para llegar a Perú con otros ciudadanos de nacionalidad venezolana. En Piura, a dos horas de la frontera, permanecían junto a una colonia de sus compatriotas.

La hipótesis de las autoridades es que las niñas fueron contactadas a través del Internet por una presunta red de trata de personas.

La Comandante General de la Policía, Tannya Varela, indicó que la activación de la alerta Emilia y alerta amarilla a través de la cooperación de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol), permitió que la ciudadana peruana que reportó a las menores ante las autoridades, pudiera reconocerlas.

“La mayor parte de menores desaparecidos salen de sus hogares de manera voluntaria por problemas familiares y principalmente por falta de comunicación con sus padres” dijo.

Además, Varela hizo un llamado a la ciudadanía, en especial a los padres de familia, para que se mantengan pendientes de la información que encuentran los niños/as y adolescentes en las redes sociales y con quienes se contactan, de forma especial por la conexión permanente a Internet que tienen los menores, ante la actual modalidad online para acceder a los diferentes niveles de educación. (I)

Post Author: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *