Listo informe para primer debate de proyecto de reformas a la Ley 047



QUITO, Pichincha

La Comisión de Garantías Constitucionales aprobó el informe para primer debate del proyecto de reformas a la Ley 047, que establece rentas a favor de Azuay, Cañar, Morona Santiago y Tungurahua, por la venta de energía que producen las centrales hidroeléctricas ubicadas en esas provincias.

Los recursos serán destinados a ejecutar sus planes y programas de desarrollo en sus respectivos territorios y establecer planes de desarrollo y reparación de las condiciones adversas para la naturaleza que deben ser debidamente mitigadas y reparadas.

La propuesta normativa determina que en el Presupuesto del Estado se establecerá en favor de las provincias de Azuay, Cañar, Morona Santiago y Tungurahua asignaciones equivalentes al 5% de la facturación, que por venta de energía a las Empresas Eléctricas efectúe la Corporación Eléctrica del Ecuador Celec-EP o la entidad que haga sus veces, y que sea originaria de las Centrales Hidroeléctricas de Paute, Pucará y Agoyán.

Asimismo, se propone una nueva redistribución de los recursos en partes iguales a favor de las provincias de Azuay, Cañar y Morona Santiago: 60% entre los Gobiernos Municipales; y, 40% entre los Gobiernos Parroquiales, de los que el 70% serán utilizados exclusivamente para la ejecución de obras de infraestructura; y, el 30% para programas de forestación y reforestación de la cuenca del río Paute.

También prevé que la asignación contemplada en el Presupuesto del Estado y calculada sobre la base de la venta de energía de las Centrales Hidroeléctricas de Pucará y Agoyán será transferida en su totalidad por el Ministerio rector de las Finanzas Públicas, de conformidad con las disposiciones legales aplicables, de la siguiente forma: 40% para el Gobierno Autónomo Descentralizado Provincial de Tungurahua, organismo que destinará estos recursos a obras de saneamiento ambiental y caminos vecinales de las zonas rurales de la provincia y programas de forestación y reforestación.

El 40% restantes se distribuirá en partes iguales entre los Gobiernos Autónomos Descentralizados Municipales de Tungurahua, excepto el de Ambato; y, 20% para el Gobierno Autónomo Descentralizado Municipal de Ambato, organismo que destinará estos recursos a obras de agua potable, canalización, caminos y otras de carácter infraestructural.

Los Gobiernos Autónomos Descentralizados utilizarán estos recursos exclusivamente en la realización de obras de infraestructura, forestación, reforestación, cuidado, saneamiento y remediación ambiental y acuífera.

El Ministerio rector de las Finanzas Públicas deberá realizar la liquidación correspondiente y entregarlos a los respectivos gobiernos autónomos descentralizados en el plazo de 180 días.  (I)

Post Author: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.