Los helados de “La Tienda” siguen vigentes en Cuenca



CUENCA, Azuay

Al recorrer las calles de Cuenca es posible aún encontrar pequeñas tiendas en donde el tiempo pareciera haberse detenido. Espacios en los cuales las golosinas de antaño, hacen las delicias de propios y extraños: humitas, tortillas de maíz y trigo, delicados (galletas elaboradas con harina de achira), pan con dulce de leche o higos y por supuesto, los deliciosos helados tradicionales.

De entre todas estas golosinas, sobresalen los famosos helados de “La Tienda” y los exquisitos helados batidos de limón. Quienes los han probado, estarán de acuerdo en el hecho de que su sabor, difícilmente podría ser superado.

Los helados de “La Tienda” surgieron de las manos de la señora María Beatriz Jaramillo, quien hace 44 años, decidió emprender con una tienda de abarrotes en el sector del Paraíso. Tuvo entonces la idea de vender en la misma, helados preparados con una receta casera de su autoría. El éxito fue tal, que al poco tiempo su tienda se hizo famosa en toda la ciudad por estas sabrosísimas golosinas.

El secreto de los helados de “La Tienda” está en sus ingredientes: siempre frescos y completamente naturales. No se utiliza para su elaboración ni saborizantes ni colorantes artificiales.

Se escogen frutas estacionales para obtener con las mismas, exquisitos sabores como el de naranjilla, mora, coco, durazno, taxo, reina claudia, etc. También existen sabores muy especiales que se obtienen a partir de recetas secretas exclusivas: “amor brujo”, leche condensada, baileys, leche guisada, etc. 

Los helados de “La Tienda” se expenden hoy en día en varios puntos de la ciudad:  Cdla. Santa Anita – Rafael Torres Beltrán 3-69 / Centro Comercial El Vergel, Mall del Río y en el centro, en la calle Bolívar y Benigno Malo. Mayor información al teléfono: (07) 410-8237.

Por otro lado, los helados batidos de limón que se expenden en el sector de San Sebastián, causan también sensación por su incomparable y sutil sabor. Los mismos son elaborados con una receta familiar que doña Rosa Cuesta, compartió al público hace 50 años en su negocio: la Despensa Sarita. Sus hijas, hoy propietarias de la tienda, comentan que decidieron retomar la venta de estos helados en el año 2018. 

Los helados batidos de limón son preparados con ingredientes completamente naturales con una técnica secreta que permite que la mezcla alcance el equilibrio perfecto entre la acidez de la fruta y la dulzura del azúcar y la leche. (I)

Post Author: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *