Los Pulitzer anuncian sus premios más extraños con redacciones vacías por el coronavirus



NUEVA YORK, Estados Unidos

La edición 2020 de los Premios Pulitzer ha dejado buenos trabajos periodísticos para la posteridad, pero sobre todo será recordada por muchos por el peculiar contexto de celebración de ese reconocimiento. Si lo habitual es anunciarlos ante muchas personas en la Universidad de Columbia en Nueva York, esta vez fue su máxima representante la que ofreció la lista en una videoconferencia desde su casa, tras un debate virtual con el resto de los miembros de la junta que los otorga.

Y al otro lado el escenario no fue menos extraño. Con la mayor parte de las redacciones cerradas y los periodistas teletrabajando, los ganadores no pudieron disfrutar del tradicional aplauso de sus compañeros ni de la posibilidad de ofrecer un discurso de agradecimiento ante ellos. Así que se volcaron en redes sociales para compartir su alegría por haber formado parte de los 22 trabajos más distinguidos del año, 15 de ellos en categorías periodísticas.

En esa lista, encabezada por The New York Times con tres premios, ha aparecido por primera vez un galardón para Periodismo Auditivo. Ese premio inaugural se lo ha llevado ‘This American Life’, un programa de radio semanal de la radio pública de EEUU que también se distribuye en formato podcast, por un episodio sobre el impacto de la política migratoria de Trump sobre México.

Este año también destaca que dos de los reconocimientos más codiciados han ido a parar a medios locales, que venían muy castigados desde la crisis de 2008 y están sufriendo aún más en la situación que deja el coronavirus.

La plantilla del Courier-Journal del estado de Kentucky se alzó con el galardón por información de Última Hora en su cobertura de los indultos irregulares del gobernador del estado mientras que el premio por Servicio Público fue a parar al Daily Anchorage por su información sobre la falta de protección policial en Alaska, en colaboración con ProPublica.

Este último medio también figura como vencedor en la categoría de Periodismo Nacional, en conjunto con The Seattle Times. Ambos habían unido fuerzas para informar sobre los fallos de diseño y la falta de supervisión del Gobierno que provocaron los dos accidentes del Boeing 737 Max, modelo que sigue sin volar desde entonces. (I)

Con información de dircomfidencial

Post Author: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *