Militares incursionan en el cerro Las Cabras en Durán en busca de bandas delictivas

militares-incursionan-en-el-cerro-las-cabras-en-duran-en-busca-de-bandas-delictivas-ecuador221.com_.ec_ Militares incursionan en el cerro Las Cabras en Durán en busca de bandas delictivas

DURÁN, Guayas

Una operación militar se ejecutó la tarde de ayer lunes, en el cerro Las Cabras, conocido como la favela criminal de Durán, donde se concentra el narcotráfico y delitos conexos.

La incursión militar contó con la participación de 100 uniformados, quienes ingresaron al área montañosa que alberga esta zona delictiva.

El cerro Las Cabras se caracteriza por sus polvorientas calles que forman recovecos, sirviendo como escondite para los delincuentes. Además, cuenta con 24 callejones por los cuales logran escapar cuando las fuerzas del orden se acercan.

Durán es el segundo cantón más poblado de la provincia del Guayas, superado de Guayaquil únicamente por el río. La cercanía entre ambas ciudades ha convertido a Durán en uno de los principales mercados para el microtráfico de drogas por parte de las bandas delictivas.

Un sitio estratégico

En este lugar estratégico se concentra el tráfico internacional de drogas, el microtráfico y los sicariatos. La Unidad Táctica Contraterrorista de las Fuerzas Armadas tomó el control de este sitio, asegurando el área donde se cometen estos delitos.

“Aquí existen caletas de armas y drogas para entregar a los microtraficantes en toda la provincia de Guayas”, dijo un oficial a cargo del operativo, evidenciando la magnitud de las actividades criminales llevadas a cabo en el cerro Las Cabras de Durán.

Desde que empezó a operar la Fuerza de Tarea Conjunta en Durán, ya se han atrapado a seis de diez objetivos identificados por las autoridades. Pero faltan más.

Dos organizaciones narcocriminales operan en el cerro Las Cabras, teniendo anillos de seguridad en las laderas. Cuando los uniformados se acercan, estos grupos delictivos alertan a los cabecillas, quienes suelen encontrarse en la cúspide.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos, en el área residen aproximadamente 3.700 personas en 1.800 viviendas. Algunas de estas personas han sido reclutadas por peligrosas bandas, generando un clima de temor entre los residentes.

Operan bandas delictivas

“Acá operan los Chone Killers y Los Tiguerones, por eso el choque de bandas es permanente en este sector, causando daños colaterales a la población y por eso estamos aquí las fuerzas especiales, para neutralizarlos y eliminarlos”, comentó el oficial a Ecuavisa.

Los moradores, por temor a represalias, evitan hablar frente a las cámaras, ya que el año pasado se registraron más de 4 personas decapitadas en esta zona.

Los militares han anunciado que permanecerán en el lugar para mantener acorralados a los grupos criminales, buscando así garantizar la seguridad y protección de la comunidad.  (I)

Compartir

Shares

Post Author: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *