Productores amazónicos se benefician con reconversión agroproductiva



PUYO, Pastaza

Un total de 300.400 hectáreas de tierra, pertenecientes a las provincias amazónicas de Sucumbíos, Orellana, Napo, Pastaza, Morona Santiago y Zamora Chinchipe, tiene previsto intervenir el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), para lograr la reconversión agroproductiva sostenible y mejorar las condiciones de vida de los productores.

La intervención ya se realiza a través del Proyecto Agenda de Transformación Productiva Amazónica – Reconversión Agroproductiva Sostenible en la Amazonía Ecuatoriana (ATPA-RAPS), que implementa una planificación integral de las fincas.

Con esta acción se busca liberar áreas de pastos degradados que se destinarán a la diversificación de cultivos y a la reforestación, en un contexto de armonía con la naturaleza y cuidado de los bosques.

La gerente del Proyecto ATPA-RAPS, Ann Joy Woolfson, indicó que ya se ha iniciado en 212.647 hectáreas de la Amazonía ecuatoriana el proceso de reconversión agroproductiva sostenible, beneficiando a 11.919 productores, quienes reciben asistencia técnica, seguimiento y participan en las comunidades de aprendizaje para intercambiar y mejorar sus conocimientos.

De estos, 11.709 productores beneficiarios participan en la propuesta de reconversión agroproductiva sostenible, mediante la aplicación de Planes de Manejo Integral de Finca (PMIF), información que se la ingresa en una base de datos georreferenciada.

También se han entregado 14.682 incentivos no monetarios (adquiridos por PROAmazonía y con recursos fiscales y de la STCTEA) tales como: herramientas, equipos, semillas, plantas, entre otros.

Además, a fin de mejorar los pagos que reciben por sus productos, se han logrado 122 acuerdos comerciales provinciales, regionales y Circuitos Alternativos de Comercialización suscritos, y 116 ferias establecidas.

Ignacio Andy, productor beneficiario de la Comunidad Santa Rita, del cantón Archidona, de la provincia de Napo, comentó que gracias al proyecto ATPA-RAPS tiene cultivos de guayusa, cacao nacional, yuca y plátano en sistemas de chakra.

“He aprendido a conservar y cuidar el suelo, a manejar cultivos con abonos orgánicos a través de las capacitaciones en comunidades de aprendizaje, impartidas por los técnicos del proyecto”, dijo, al agregar que con el PMIF seguirá diversificando su tierra, enfocada en una producción sostenible.

Woolfson agradeció la colaboración de la Secretaría Técnica de la Circunscripción Territorial Especial Amazónica, el Ministerio del Ambiente y del Agua, PROAmazonía, Cooperación Técnica Alemana (GIZ), INIAP, Agrocalidad, entre otros. (I)

Post Author: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.