Tengo los nervios nerviosos…



Por Fernando Naranjo Villacís

El admirado humorista argentino de mis años mozos PEPE BIONDI, el recordado Pepe Galleta, el único guapo en camiseta. De porte sencillo, parecía ingenuo con su expresión angelical, fue el personaje que se constituyó en un fenómeno del humorismo.

Era la época de la televisión en blanco y negro, no había grabaciones editadas, todo se realizaba en vivo. Constituye un referente de la buena expresión teatral, muy profesional y exigente con sus libretos y caracterizaciones.

Entre las frases clásicas de sus diálogos, aún recuerdo algunas; una de ellas, al inicio de esta nota. Decía: «Tengo en los bolsillos suficiente dinero como para vivir sin trabajar el resto de mi vida» (Siempre que me muera mañana).

Con todo lo que está ocurriendo hoy en el mundo, diría como Pepe Biondi: ¡QUÉ SUERTE PARA LA DESGRACIA!… Qué sería de nosotros sin ese ángel sanador llamado Humor…Con mis contemporáneos disfrutamos gratos momentos con “Pepe Estropajo, le tiene alergia al trabajo”

Ningún otro artista logró mantener el más alto rating de televisión, siempre aplaudido, nunca lo mareó el éxito, sereno y agradecido en la cúspide de su popularidad.

Añoramos tan graciosos recuerdos; su voz, miradas y gestos; lo identificaba, su juego constante de palabras, las rimas, que daban protagonismo a su forma de expresar el humor sano y reflexivo. 

VIENDO A BIONDI, inolvidable y divertido, luego de 46 años de su ausencia terrenal. PATAPÚFETE… QUÉ FENÓMENO M´HIJO… (O)

Post Author: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.