El “monstruo” de la corrupción



Las autoridades de la Fiscalía General del Estado “descubrieron” lo que era un secreto a voces lo que ocurría en la Función Judicial: Sorteo amañado de causas. Las “mejores” iban a determinados funcionarios judiciales y de ahí… los culpables quedaban libres, más limpios de lo que entraron. ¡Y el tiempo… sigue su marcha! (O)

Post Author: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.