Quíntuples nacieron en el Hospital Alfredo Paulson de la Junta de Beneficencia



GUAYAQUIL, Guayas

A las 31 semanas de gestación Marcy Salazar de 28 años alumbró hoy a las 08:00 a cinco niños en el Hospital de especialidades Alfredo Paulson de la Junta de Beneficencia, los que fueron concebidos de forma natural.

Nacieron mediante cesárea y para su recibimiento el hospital organizó un equipo multidisciplinario conformado aproximadamente por 40 profesionales entre los que estaban 6 gineco obstetras, 15 neonatólogos, 2 anestesiólogos, 5 terapistas respiratorios y 10 personal de enfermería.

La paciente recibía atención en el hospital desde el inicio de su gestación y a las 14 semanas se le realizó un cerclaje precoz para evitar que el cérvix del útero se abra.

Con la reapertura del hospital, Marcy y su esposo decidieron dejar el hospital donde se encontraba para continuar su control y nacimiento de sus bebés en el Paulson. 

Desde el 28 de mayo permaneció en la sala C1 hospitalizada bajo todos los controles para mantener a sus bebés el mayor tiempo posible en su vientre y nazcan en las mejores condiciones.

Al término de su embarazo nacieron 3 niños y 2 niñas en condiciones estables.  La primera en nacer pesó 1290 gr., el segundo 1294 gr., tercero 1180 gr., el cuarto 1366 gr y el quinto 1600 gramos. 

Los recién nacidos permanecerán en cuidados intensivos neonatales en el Hospital de niños Roberto Gilbert, mientras que la madre permanecerá en el hospital Alfredo Paulson para su recuperación.

A nivel mundial se registran 1 en 47.000.000 embarazos quíntuples. En Ecuador, en el antiguo hospital Enrique Sotomayor, en 1993 se atendió un parto séxtuple y desde el 2016, en el Hospital Alfredo Paulson se registró un total de 1.120 partos múltiples, de los cuales 1.099 fueron duples y 21 triples.

El hospital Paulson de la Junta de Beneficencia junto al Hospital de niños Roberto Gilbert demuestran una vez más la capacidad resolutiva y atención de casos de alta complejidad como el de Marcy Salazar.

Cabe indicar que los padres son de escasos recursos económicos y viven en un sector periférico de la ciudad. El padre Victor Eduardo Campoverde tiene 31 años. (I)

Compartir

Shares

Post Author: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *