Implementarán Registro Único de Violencia en zonas urbanas y rurales del país



LOJA, Loja

La Secretaria de Derechos Humanos, Bernarda Ordóñez Moscoso, visitó el último fin de semana la Coordinación de la Oficina Técnica 7, ubicada en Loja, en donde presentó a María Isabel Espinosa Ortega, quien estará al frente de la entidad regional.

La zonal 7 incluye a las provincias de Loja, Zamora Chinchipe y El Oro. En total hay cinco Equipos Técnicos Multidisciplinarios, integrados por psicólogos clínicos, trabajadores sociales y abogados.

Actualmente, la zonal cuenta con oficinas del Servicio de Protección Integral en los cantones: Loja, Calvas, Machala, Huaquillas, Portovelo y Zamora, atendiendo a los 39 cantones, que conforman las tres provincias.

Ordóñez aprovechó su visita a la provincia para recorrer centros de atención a víctimas de violencia de la Fundación Espacios. En 2020 se atendió a 915 sobrevivientes y en lo que va del año a 171 niñas, adolescentes y madres.

La Fundación Espacios contribuye a la reparación y restitución de derechos de las sobrevivientes de violencia de género, efectuando seguimiento de cada caso.

Durante 2021, el Servicio Integrado de Seguridad ECU 911 recibió 162.347 alertas y se coordinaron 597 emergencias en Loja. De ellos, 305 casos fueron por violencia psicológica; seguido de 195 casos de violencia física solamente en esta provincia.

Estos índices se buscan reducir a “Femicidio cero en el Ecuador”, señaló Ordóñez, quien enfatizó que se busca articular políticas públicas con las 22 instituciones que integran el Sistema de Prevención y Erradicación de la Violencia. “Nos tomamos los derechos en serio”.

El Registro Único de Violencia es uno de los ejes de trabajo de los primeros 100 días de la Secretaría de Derechos Humanos, que permitirá conocer la realidad en todo el país. “Necesitamos descentralizar los servicios y hacerlo con datos claros y precisos, la política pública no puede ir a ciegas”, señaló la funcionaria.

En este sentido se realizará un pilotaje de los Centros Violeta, para la zona rural y urbana. Estos espacios manejarán un modelo integral de atención 24/7 con acompañamiento psicológico, médico, judicial, entre otros, con base a una atención humana, empática y cálida hacia las sobrevivientes de violencia. (I)  

Post Author: David Jaramillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.